mayo 04 2022 0Comentario

Guía de compra para puertas rápidas industriales

¿Buscas puertas rápidas industriales? Escoger una puerta rápida puede ser un proceso muy sencillo, si el asesoramiento es adecuado. En Kavidoors hemos elaborado la siguiente Guía de compra para puertas rápidas industriales en la que explicamos qué datos previos necesitas saber a la hora de solicitar la fabricación de una puerta rápida. De esta manera, te asegurarás de que va a ser acorde a tus necesidades y que va a cumplir con las garantías de aislamiento deseadas.

Para hacer la elección correcta es vital conocer todo sobre las puertas rápidas. Empezaremos por conocer por qué es ventajoso utilizar puertas rápidas industriales.

Ventajas de utilizar puertas rápidas industriales

Debido al gran volumen de maniobras que deben realizar diariamente, y a su gran velocidad de apertura y cierre, las puertas rápidas industriales son la solución más eficaz para la sectorización y aislamiento de los centros industriales. Son fuente de ahorro energético, aislando secciones o cámaras con climas diferentes, a la vez que facilitan un paso seguro para las personas, vehículos y mercancías. Sigue leyendo si quieres conocer más ventajas.

  1. Optimización del proceso productivo, gracias a la velocidad de apertura y cierre.
  2. Sectorización y aislamiento. Permiten dividir los centro industriales en zonas con diferentes temperaturas, ofreciendo un aislamiento adecuado a cada caso.
  3. Seguridad para los trabajadores. Las puertas rápidas Kavidoors disponen de sistemas y componentes que aseguran la integridad de los empleados. Además, las lonas sin elementos rígidos evitan posibles daños y lesiones.
  4. Uso exterior e interior. Algunos de los modelos de puertas rápidas están diseñadas para ser utilizadas tanto en el interior como en el exterior del centro, con gran variedad de dimensiones disponibles.
  5. Protección contra fenómenos meteorológicos externos adversos, temperaturas extremas, vientos, entrada de suciedad, insectos…del exterior.
  6. La puerta autorreparable evita interrupciones en la producción antes un choque fortuito, gracias a su sistema de autorreparabilidad.

 ¿Qué debes tener en cuenta antes de solicitar una puerta rápida?

1. A qué te dedicas. Según el sector en que se encuentre tu negocio será recomendable una u otra puerta.
2. Frecuencia de uso de la puerta rápida. Este dato determinará las características de la misma
3. A qué temperatura se trabaja. Determinará la resistencia  que necesitarán sus componentes.
4. Qué ambiente hay en las instalaciones: Baldeos (limpieza), corrosión (productos químicos, humedad y temperaturas extremas), inclemencia meteorológica del exterior (efecto vela), etc.
5. Control de acceso y sistemas de apertura para una puerta rápida.
Uno de los aspectos más importantes en las puertas rápidas es su seguridad y eficiencia térmica. En Kavidoors diseñamos las puertas equipadas con accesorios de seguridad integrados como fotocélulas, radio banda y banda de seguridad, y automatismos de apertura para que tanto el tránsito de vehículos, como de personas sea fluido y seguro.

 ¿Qué datos técnicos necesitas saber para pedir una puerta rápida?

A la hora de pedir una puerta rápida, no solo debes valorar el hueco dónde se va a colocar la puerta, sino también la nave en sí. Veamos todos los datos previos necesarios para solicitar la puerta rápida adecuada, entre otros aspectos cruciales.

1. Medidas de luz. Hay que medir el alto y ancho de la abertura (paso libre)
En el caso de escoger una puerta rápida autorreparable hay que tener en cuenta que el paso libre se reduce unos 40 mm por cada lado.

2. Con qué espacio se cuenta. A la hora de fabricar una puerta rápida, es fundamental tener en cuenta el espacio físico dónde se va a montar Límites laterales, distancia suelo a techo, espacio de acceso, etc.

3. Temperatura interior. La temperatura a la que se trabaja nos indicará cuál es el grosor de lona óptimo a la hora de diseñar una puerta rápida. Las principales franjas a tener en cuenta son: Salas de conservación (+0 °C), o congelación (-20 °C).

4. Temperatura exterior, se deberá tener en cuenta este dato, ya que, de nada sirve tener optimizado el interior del almacén, si se pasa por alto las temperaturas exteriores. A veces existe un gran salto térmico entre los -20 °C del interior y los 38 °C de temperatura ambiente. Para que sea efectiva la puerta rápida que se instale, se deberá escoger el espesor de la lona de acorde al gradiente de temperatura. Nuestros expertos te aconsejarán sobre el grosor de lona más óptimo para la fabricación de tus puertas.

Otro aspecto importante es la resistencia al viento que debe tener, desde la clase 1 si la puerta estará instalada en el interior y hasta clase 4 en caso de ser de grandes dimensiones y estar ubicada en una zona exterior con fuertes vientos. Estas son las ocho puertas que más recomendamos.

5. Ubicación y potencia del motor. Dependiendo del espacio disponible convendrá ubicarlo

6. Número de hojas. En el caso de las puertas rápidas horizontales se debe escoger entre una o dos lonas.

7. Acabado de guías y dintel. Teniendo en cuenta el ambiente que exista en las instalaciones, si es corrosivo, húmedo, etc. se deberán diseñar las puertas rápidas en, lacado color RAL, Aluminio anodizado, Acero Inoxidable.

Es crucial facilitar aspectos tan cruciales como la limpieza de la sala. Si se trata de una sala de despiece, donde los baldeos se realizan constantemente y con productos químicos, el acabado de la guía y del dintel de la puerta deberá ser resistente a dichos productos.

 

¿Qué modelos de puertas rápidas existen en el mercado?

Una vez respondidas las preguntas anteriores, nuestros expertos te asesorarán qué puerta rápida es mejor para tus instalaciones. Conocer los tipos de puertas rápidas industriales es fundamental para tomar la decisión acertada para tus necesidades.

Puerta rápida enrollable. Está pensada para zonas de interior climatizadas con temperaturas entre los 5 y los 80 °C. Uso como elemento divisorio en zonas con un flujo de mercancías continuo, asegurando un aislamiento óptimo y pudiendo instalarse en cualquier sector industrial.

Puerta rápida autorreparable. Diseñada para soportar un alto tránsito de personas y vehículos con necesidad de maniobras rápidas de apertura y cierre. Su temperatura de funcionamiento se sitúa también entre los 5 y los 80 °C. Gracias a su función autorreparable, si recibe un golpe, la lona se sale de las guías sin sufrir ningún daño, y acto seguido, vuelve a su posición original para continuar trabajando con total normalidad.

Puerta rápida frigorífica no calefactada. Esta puerta rápida de lona simple está especialmente diseñada como solución para limitar las condensaciones en cámaras refrigeradas con una alta carga de humedad y con una temperatura entre +5º a 0º.

Puertas rápidas frigoríficas calefactadas. Este tipo puertas industriales para instalaciones frigoríficas suelen encontrarse en los accesos a cámaras frigoríficas de conservación (+0 °C) . Su objetivo es reducir la pérdida de frío de las cámaras, durante las entradas y salidas de la misma, contribuyendo al ahorro energético.

Puerta rápida de doble lona autorreparable calefactada. Su diseño consigue un alto grado de hermeticidad y aislamiento térmico de aquellas instalaciones. Gracias a la eficacia energética que se logra con esta puerta rápida, evitar formaciones de hielo, niebla y escarcha en instalaciones dónde existe una gran diferencia entre el interior y el exterior.

Puerta rápida enrollable horizontal. Pesada para instalaciones que requieran unas condiciones higiénicas elevadas, y necesiten un acceso rápido, en especial aquellas empresas con certificados de calidad en el sector alimentario o farmacéutico.

Puerta rápida apilable. Esta puerta rápida es ideal para cerrar aberturas al exterior de grandes dimensiones con alto tránsito de vehículos y personas, dada su resistencia contra el viento de clase 4. Además, su velocidad de accionamiento también nos aporta mejora en una gran eficiencia energética de la instalación.

Puerta rápida espiral. Este tipo de puertas las podemos encontrar en aquellos lugares donde se requiera velocidad de apertura y cierre elevada, pero también una alta resistencia. Su aplicación puede ser tanto en interior como en exterior en fachadas.

Tanto si ya sabes que puerta necesitas, como si precisas de asesoramiento de un experto, Kavidoors pone a tu disposición a profesionales del sector, que te ayudarán a escoger la puerta adecuada a tus necesidades.

admin

Escribe un comentario