mayo 28 2021 0Comentario

Normativa de puertas industriales: obligaciones del propietario

Cuando compras una puerta industrial, automáticamente adquieres ciertas responsabilidades como propietario de la misma que has de cumplir, como por ejemplo la obligación de realizar un mantenimiento periódico de la puerta. En caso de que ocurra un accidente, si no se ha llevado a cabo dicho mantenimiento por parte de una empresa especializada, la responsabilidad recaerá en el propietario. ¿Qué otras obligaciones tiene el dueño de una puerta industrial? Sigue leyendo y descubre todas ellas.

Obligaciones del propietario de puertas industriales:

  1. El propietario debe reconocer los peligros inherentes del empleo de la puerta industrial durante las operaciones de uso y mantenimiento. Debe formar e instruir a los operadores en el manejo seguro de la puerta y los accesorios de acuerdo con las recomendaciones del fabricante.
  2. El propietario debe familiarizarse a fondo con los siguientes procedimientos y especificaciones, y solicitar al fabricante la sustitución inmediata de los componentes que falten, estén dañados, o el envío de las instrucciones en el caso de que estas sean ilegibles.
  • Instrucciones de instalación
  • Instrucciones de operación
  • Procedimientos de mantenimiento planificadas
  • Procedimientos de inspecciones
  • Listas de piezas de repuesto.

 

Tras la recepción de cualquier equipo de producto recién comprado, el propietario deberá verificar la presencia y la accesibilidad al “manual de usuario” a fin de garantizar el uso seguro y eficaz del equipo.

 

  1. El propietario se asegurará de que todas las placas de identificación, instrucciones y advertencias de seguridad estén siempre visibles a los usuarios y al personal de mantenimiento.
  2. Es obligatorio seguir los procedimientos de inspección especificados por el fabricante y guardar registro escrito de los mismos de acuerdo con los requisitos de garantía.
  3. Si la puerta ha sufrido daños estructurales o ha sido sometida a situaciones de uso no previstas por el fabricante, se debe prohibir su utilización hasta que el fabricante o un distribuidor autorizado lleve a cabo una inspección y realice las reparaciones necesarias.
  4. Toda puerta industrial requiere de un plan de mantenimiento rutinario. Este puede llevarlo a cabo el propietario si dispone de los medios y siguiendo las indicaciones del fabricante, o bien puede contactar directamente con una empresa especializada, para contratar un Plan de Mantenimiento Programado cada 6 meses.
  5. Solo se podrá modificar o alterar la puerta con el permiso por escrito del fabricante. Estos cambios deberán cumplir con todas las recomendaciones de seguridad del fabricante.
  6. El propietario o el personal autorizado deberá verificar que se han aplicado todos los requisitos de seguridad de la puerta antes de comenzar el uso de la misma.
  7. Si a petición del propietario, el fabricante no suministra todos o algunos componentes de la puerta; el propietario deberá asumir la responsabilidad de todas las cuestiones operativas y de seguridad asociadas con la configuración resultante del equipo suministrado.
  8. En caso de que se produzca un accidente por no haber realizado las labores de mantenimiento adecuadamente, el propietario, además de ser responsable de lo ocurrido, tendrá que llevar a cabo las obras necesarias para garantizar la seguridad de los trabajadores, sustituyendo aquellas piezas que se hayan deteriorado, entre otras acciones.

Si quieres estar al día de todas las novedades sobre las puertas  industriales y el sector del frío industrial, apúntate a nuestra newsletter gratuita y recibe nuestro email una vez por semana.

 

 

 

admin

Somos fabricantes de puertas de aislamiento respaldados por una gran trayectoria profesional y la fortaleza de un grupo industrial especializado en aislamiento térmico cuyos orígenes se remontan a los años 70.

Escribe un comentario