enero 09 2020 0Comentario

Puerta pivotante frigorífica Kavidoors, gran aliada frente a la corrosión

La puerta pivotante frigorífica Kavidoors está especialmente diseñada para entornos de temperatura controlada negativa, para su uso en cámaras frigoríficas de conservación (+ 0°), de congelación (-20°) y túneles de congelación (-40°). Idóneas para industrias y comercios que necesitan combinar un óptimo control de la temperatura con un flujo intensivo de personas o mercancías, especialmente en hostelería, supermercados, industria alimentaria, sector industrial o canal Horeca.

Entre sus ventajas cabe resaltar su durabilidad y resistencia gracias a los  diferentes recubrimientos que se adaptan a las necesidades de cada cliente dependiendo de dónde se instale y de los entornos dañinos que puedan afectar a la misma.  Uno de los recubrimientos que pueden aplicarse a este modelo es el PET de 50 µ, el cual es resistente a los arañazos y ralladuras, a los elementos químicos, a niveles altos de humedad y a productos de limpieza. Algo esencial para dar solución a uno de los problemas a los que se enfrentan las industrias: el desgaste de la puerta por corrosión.

A diferencia de la competencia, se puede abrir la puerta girando la maneta, tirando o empujando. Este sistema ayuda al trabajo diario en el almacén, dado que podemos simplemente empujarla mientras realizamos la carga y descarga de mercancía sin necesidad de interrumpir el trabajo para poder abrir o cerrar la puerta. Gracias a su acabado, ni se corroe ni salta la pintura. Ha sido testificada hasta 200.000 ciclos. La puerta frigorífica pivotante Kavidoors tiene una maneta interior de seguridad hombre encerrado antipánico por si alguna persona se quedase encerrada dentro de la cámara.

 

Otra de las prestaciones que acaba con uno de los quebraderos más habituales de los clientes es el burlete, el cual se puede sustituir fácilmente si se rompiese. En las puertas convencionales, el burlete es de caucho muy ligero, sufre cortes y cuando este se rompe no puede sustituirse, por lo que hace necesario cambiar la hoja entera con el consiguiente gasto que conlleva. En Kavidoors, el burlete tiene un doble labio y un sistema de coextrusión con fijación tipo flecha que permite una fácil reposición de la pieza en el caso de que sea necesario. Gracias a este modelo, además, se garantiza un sellado perimetral de las hojas y una hermeticidad excepcional. Es resistente a bajas temperaturas, abrasión y cortes.

 

Para acabar, si quieres descubrir todas las ventajas que ofrecer la puerta pivotante frigorífica, te invitamos a ver el siguiente vídeo resumen. Si estás interesado en instalarla en tu almacén o tienes cualquier consulta sobre la misma, ponte en contacto con nosotros y nuestro equipo técnico te informará de todo aquello que necesites.

 

 

 

admin

Somos fabricantes de puertas de aislamiento respaldados por una gran trayectoria profesional y la fortaleza de un grupo industrial especializado en aislamiento térmico cuyos orígenes se remontan a los años 70.

Escribe un comentario